A B C D E F G H I J K L M N Ñ O P Q R S T U V W X Y Z

Lab o Lab-fermento:
 
Fermento que existe en el jugo gástrico, especialmente de los animales jóvenes, y tiene la propiedad de coagular la leche. Abunda más especialmente en el cuajar de los rumiantes. Es empleado en la coagulación de la leche para la obtención de derivados lácteos (queso, cuajada, etc.) // Cimógeno: Proenzima producida en el estómago, que se transforma en fermento lab por acción de los ácidos contenidos en el jugo gástrico.
 
Laberinto:
 
Conjunto de órganos, caracol, vestíbulo y conductos semicirculares, que constituyen el oído interno.
 
Labio leporino:
 
Alteración congénita en la cual existe una solución de continuidad en el paladar, que comunica la cavidad oral con la nasal.
 
Laboratorio:
 
Lugar adecuado para trabajos experimentales, análisis e investigaciones científicas, especialmente diagnósticas, como también para la preparación de medicamentos en todas sus formas.
 
Laparoscopia:
 
Procedimiento quirúrgico mediante el cual se introduce a través de una pequeña incisión en la pared abdominal, torácica o pelviana, un instrumento de fibra óptica que permite realizar procedimientos diagnósticos y tratamientos.
 
Laparotomía:
 
Incisión quirúrgica de la pared abdominal utilizada con fines exploratorios.
 
Laringitis:
 
Inflamación de la mucosa que recubre la laringe. Es muy frecuente durante los meses fríos, y está producida por una infección viral. Se exterioriza por dolor, alteración en la fonación (disfonía), tos y fiebre.
 
LDL:
 
Lipoproteína de baja densidad, encargada de transportar colesterol a través de la sangre. Debido a su tendencia a depositar el mismo en las paredes arteriales y producir aterosclerosis se ha denominado “colesterol malo”.
 
Leiomioma:
 
Tumor benigno del músculo liso que puede localizarse en cualquier órgano formado por dicho tejido.
 
Leiomiosarcoma:
 
Tumor maligno, infrecuente del músculo liso.
 
Lepra:
 
Enfermedad infecto contagiosa crónica, producida por una bacteria llamada Bacilo de Hansen o Micobacterium Leprae, y caracterizada principalmente por alteraciones de la piel y de los nervios periféricos. Dependiendo de la reacción inmunológica desarrollada en la persona infectada se conocen dos formas, lepra lepromatosa y lepra tuberculoide.
 
Leucemia:
 
Enfermedad maligna caracterizada por la proliferación anormal de elementos celulares originados en los glóbulos blancos (leucocitos). Como resultado, se produce el reemplazo del tejido normal por células cancerosas, con disminución de la capacidad inmunológica, anemia, trastornos en la función plaquetaria, etc.
 
Leucocitosis:
 
Aumento del recuento de leucocitos en sangre periférica como respuesta a una infección, inflamación u otra agresión externa.
 
Leucoplasia:
 
Término que literalmente significa “formación blanquecina” y que se utiliza para nombrar lesiones benignas o en ocasiones malignas que producen una coloración blancuzca de la superficie mucosa, generalmente en la cavidad oral.
 
Leucorrea:
 
Flujo blanquecino, eliminado por la vagina o uretra. Suele manifestar una infección ginecológica o de la vía urinaria.
 
Linfadenitis:
 
Inflamación de los ganglios linfáticos, que se manifiesta por el aumento del tamaño, dolor y elevación de la temperatura local. Suele producirse en respuesta a una infección bacteriana, viral o a una enfermedad oncológica.
 
Linfocito:
 
Variedad de glóbulo blanco, relacionado con el sistema inmunológico. Existen dos tipos de linfocitos. Uno está dedicado a la producción de anticuerpos (linfocito B) y el otro interviene en la inmunidad mediada por células (linfocito T).
 
Linfoma:
 
Enfermedad maligna que se caracteriza por la proliferación descontrolada de linfocitos o sus precursores. La persona enferma con linfoma suele presentar un aumento en el tamaño de los ganglios linfáticos, el bazo, el hígado y desarrollar fiebre, pérdida de peso y debilidad general.
 
Lipoma:
 
Tumor benigno derivado del tejido adiposo. Son muy frecuentes y se presentan como tumoraciones blandas por debajo de la piel, que crecen lentamente a lo largo de años. Suelen extirparse por razones estéticas.
 
Lipotimia:
 
Pérdida transitoria de la conciencia producida por un déficit súbito en la circulación cerebral. En general son cuadros benignos a menos que estén producidas por arritmias cardíacas, en cuyo caso requieren diagnóstico y tratamiento específico.
 
Líquido cefalorraquídeo:
 
Líquido cristalino, con bajo nivel de proteínas, que circula continuamente a través de un sistema de conductos y cavidades en el sistema nervioso central. Sus características y la presión con la que circula pueden alterarse en distintas enfermedades (meningitis, hemorragia cerebral, hidrocefalia), motivo por la cual se realizan punciones para examinar las características del mismo.
 
Litiasis:
 
Estado caracterizado por la formación de formaciones cálculos (ver), en distintas regiones del organismo. La composición de los mismos y los síntomas que producen varían según su localización ( vesícula biliar, uréter, etc.)
 
Lumbago:
 
Dolor producido en la región posterior baja de la espalda. Las personas con lumbago, pueden tener contracturas musculares, distensiones de los ligamentos en la columna, hernias de disco, etc. Es un trastorno benigno que suele desaparecer con anti-inflamatorios y reposo.
 
Luxación:
 
Pérdida de la localización de una estructura anatómica normal. Ejemplos frecuentes son la luxación de cadera, de hombro, etc., en las cuales uno de los huesos de la articulación se desplaza hacia fuera de las estructuras ligamentarias normales.